¿Cómo alejar pensamientos negativos?. Mira estos 7 pasos para lograrlo

"El Pensamiento correcto significa tener la conciencia clara y limpia y reflejarla en el alma": Buda
- en Conciencia y espiritualidad, Destacadas, Top 5

«La vida que no es libre de los apegos y deseos, es siempre sufrimiento«: Buda

CDMX.- Con frecuencia nos vemos inmersos en un sentimiento de pesimismo y nisiquiera estamos conscientes de que estamos en él. Sin embargo, siempre es bueno autoanalizarse y decidir si los pensamientos que tenemos nos afectan o nos benefician. Si en tu caso, te has dado cuenta que tienes pensamientos negativos, derrotistas, de precariedad, de infelicidad, de abandono, de baja autoestima, de envidia, de frustración, te recomendamos seguir los siguientes pasos para que puedas accesar a un nivel de salud emocional mas sano.

1.- Deja de pensar en extremos.- En la vida no hay un todo o un nada. Un blanco y negro. Cuando tienes pensamientos mas negativos, existe la tendencia de ver las cosas malas como un extremo de negatividad. Todo o nada, no deja espacio para los matices de la vida. Entonces, el primer paso para olvidarnos de la negatividad, no es ser positivo sino empezar a ver los grises en nuestro mundo de blanco y negro.

2.- Deja de exagerar lo negativo.– Reflexiona y pregúntate a ti misma ¿exageras la negatividad?, por ejemplo, si te cancelan una cita o te dejan en una relación, comienzas a pensar en todos los defectos de esa persona y a inventarle muchos mas, con tal de consolarte porque ya no está en tu vida. Tal vez piensas, «no me perdí de nada bueno, tiene muchas cosas malas». Y así pasas la vida, buscando siempre ver las faltas en el otro, sin pensar en dónde fallaste tú.

3.- Deja de minimizar lo positivo.- Si sueles exagerar tus errores y minimizar tus éxitos, solo encontrarás desmotivación y depresión. Haz el hábito de ver las cosas como algo temporal e individual, no como algo permanente. Todos encontramos lo que estamos buscando tarde que temprano. Si tu ves el lado malo de las personas, seguramente encontrarás solo sus defectos. Se justa y aprecia mas las cosas buenas de los seres que te rodean.

4.- Deja de leer mentes.-Si el chavo o chava que te gusta no te escribe, no pienses que no le interesas. Si te halagan, no pienses que solo lo hacen por hacerte sentir bien, cuando asignas un significado a algo, antes de tener evidencias verdaderas, seguramente creerás lo que diga tu imaginación, sin detenerte a cuestionarlo, aunque sea un segundo. Cuando eres mas positiva, lograrás lo que te propones ya que logramos materializar a lo que ponemos atención. Si tu atención es fuerte y además positiva, sin lugar a dudas, nadie podrá detenerte.

5.- Deja de tomar toda la responsabilidad. Recuerda que no tienes control sobre todas las cosas. Si algo sale bien o mal, puede que sea por ti, o puede que no. Reflexiona un momento y observa cuánto control e influencia tienes verdaderamente sobre las cosas que que tiendes a pensar con mayor negatividad. Si algo te sale mal, no te desmorones, si algo sale bien, alégrate, celébralo. Y no olvides que la vida es así, es de cosas tristes, pero también felices. es de sufrimiento, pero también felicidad. La clave de todo, es que aprendas a tomar conciencia de esto y recordar que si estas en un momento difícil, también pasará.

6.- Deja de forzar tus propias reglas en la vida. A veces estamos demasiado por las cosas que creemos deben ser, y medimos la vida solo con eso. No obstante, la falta de flexibilidad puede llevarnos a una constante decepción sin recordar que cada mente trae su propio dolor y sufrimiento y en la medida que no se ha trabajado en eso, será mas difícil conectar con empatía.

7.- Deja de creer lo que imaginas. La imaginación es poderosa. Puede ser capaz de poner en nuestro camino lo que estamos pensando, ya se bueno, o malo. Por eso, en lugar de imaginar el peor escenario posible, de cada situación, piensa siempre que las cosas irán bien, que estas sana, que eres feliz, que logras todos tus propósitos y metas en la vida. Vendrán momentos dolorosos o difíciles, para cuando lleguen abrázalos, entrégate a ese momento, no te evadas con fiestas, bebida o sexo, solo da la cara al presente cuidando tu cuerpo y tu mente, ten por seguro que el momento doloroso, también pasará.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.