¿Por qué limpiarse el hígado en Primavera?

¡Limpia el hígado y vive una vida sana y feliz!!!
- en Destacadas, Medicina alternativa, Top 5

Ciudad de México.- Estamos a sólo 7 días de la entrada de la estación Primavera. De acuerdo a la medicina tradicional china este es el momento en el que debemos depurar, limpiar, desintoxicar al órgano más importante del cuerpo pues es responsable del metabolismo, el hígado. Al depurar este órgano de manera automática lo haremos con la vesícula biliar, víscera acoplada del mismo.

Así, mientras en invierno la medicina tradicional china acostumbra la depuración de los riñones,  la llegada de la primera estación del año, que trae calor, luz, florecimiento y vitalidad, es empleada para la depuración del hígado que se realiza regularmente con tés, pero la mejor, es la que se hace a través de la fórmula de aceite de oliva con jugo de toronja.

Es importante que aproveche la estación de la Primavera, con esta renace la vida en la naturaleza: los campos se llenan de color, el agua del mar se ve más azul, las plantas florecen, los pájaros cantan más alegres muy de mañana y nuestro entorno se llena de energía y vitalidad pero muy especialmente, es el momento en que el órgano HIGADO, se encuentra en su máxima energía. 

Después del frío invernal, el organismo debe prepararse para afrontar el calor de la Primavera. Nuestro organismo necesita depurarse para poder regenerarse.

Los cálculos biliares salen de todos los tamaños, la mayoría son verdes, amarillos, pero también salen rojos, cafés.. etc
Los cálculos biliares salen de todos los tamaños, la mayoría son verdes, amarillos, pero también salen rojos, cafés.. etc

Con el invierno rebrotan las alergias, problemas de piel y vías respiratorias,  relacionados con un colon y un hígado llenos de toxinas.  Por eso es necesario depurarlos en la Primavera. 

Pesa aproximadamente 1 kilo 5 gramos, es la glándula más grande, la más trabajadora del cuerpo. El hígado tiene encomendadas más de 5 mil  tareas de las cuales al menos 22 son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por tanto su cuidado es esencial.

¿Cómo saber si tienes un hígado demasiado tóxico?.

La persona se siente cansada casi siempre, con mucho sueño y aletargamiento, sobre todo después de comer.

Aparición de manchitas cafés en las manos pero especialmente en la parte media blanda del dedo gordo y el índice.  Manchas cafés o rojas en la espalda. Aparición de lunares o verrugas cafés o oscuros en el cuello, orejas, cara, espalda, genitales, brazos.

Obesidad, hígado graso. Cálculos de vesícula biliar.

Caída del cabello, problemas digestivos, caspas, psoriasis, colitis, gastritis, problemas respiratorios frecuentes, pérdida de visión, vitiligo, diabetes, baja de libido, artritis reumatoide  y un sin fin de padecimientos que con el tiempo se vuelven crónicos y en un tiempo lejano de no atenderse podría padecer pólipos, cáncer de colon, cirrosis hepática, cáncer de hígado. Etc.

Un hígado sano nos da vitalidad. Un hígado intoxicado nos da cansancio, mal descanso nocturno, trastornos de piel, vista y audición, colitis, gastritis, reflujo, hemorroides, problemas respiratorios frecuentes, asma, tos, alergias.

También con el paso del tiempo se forman los cálculos hepáticos que en presencia abundante en hígado caen a la vesícula biliar, provocando lo que alguna vez habrá escuchado llamar al médico (piedras en la vesícula).

La presencia de esas (piedras o cálculos hepáticos), no solo le causarán un dolor fuerte, ( que la medicina soluciona con la extirpación de su vesícula), también le originarán una larga lista de padecimientos.

La medicina tradicional china, recomienda en cambio,  limpiar estos dos importantes órganos al menos dos veces por año y nunca tendrá que enfrentarse al bisturí, ni sufrir ningún problema del hígado en su vida tales como (cirrosis hepática – aunque nunca haya tomado una gota de alcohol-,  hígado graso, cáncer de hígado y demás).

Los cálculos en hígado y vesícula contribuyen a la mala absorción de calcio y hierro en el intestino delgado, reflujo de bilis y toxinas en el estómago, reducción de enzimas pancréaticas, sangre venosa sucia, y una larga lista de padecimientos que no terminamos de citar hoy, ni mañana.

En el Tao, el término para el enfado es «Kan-Shaku» lo que significa «Dolor de hígado». Un hígado inflamado (muy Yin) o muy contraído (muy Yang) crea irritabilidad, frustración y rabia.

La persona que trae un hígado en yang de manera contante esta enojada o se molesta rápido, no siente descanso, aunque duerma mucho, está nerviosa, irritada casi la mayor parte del tiempo. 

Para tener el hígado en condiciones óptimas debemos evitar comer en exceso, aunque sean alimentos de buena calidad. Las harinas, grasas, fritos, azúcares, lácteos, el exceso de proteína animal, la ingestión excesiva de fármacos o complementos, causan un agotamiento hepático. Muy rápidamente con esta alimentación el hígado pasa de ser normal a graso. 

Cenar tarde, – después de las 7 de la noche-  impide que el hígado descanse y se regenere de noche. Si leíste bien. El hígado es el único órgano de nuestro cuerpo que se regenera solo y si lo depuras lo ayudas como no tienes idea. 

La vida sedentaria, ver muchas horas la televisión, el nunca descansar porque pensamos que el mundo se acaba si nos detenemos un momento, el estrés, la tensión, los conflictos familiares o laborales también afectan la función hepática.

Para mejorar el funcionamiento hepático es conveniente hacer algo de ejercicio físico y seguir una dieta ligera y equilibrada que nos ayude a mantener nuestro hígado saludable. Y manejar adecuadamente la emoción IRA pues en exceso lo daña.

Para cuidar nuestro hígado se recomienda una dieta que debe incluir los siguientes alimentos:

Frutas que le dan a tu hígado una extraordinaria energía y lo depuran
Frutas que le dan a tu hígado una extraordinaria energía y lo depuran

Frutas ricas en vitaminas C (cítricos, fresas, piña, kiwi, …).

Ensaladas que contengan: rábanos, apio, perejil, tomate, cebolla cruda, pimiento rojo, escarola, lechuga, aguacate, zanahoria, aliñadas con vinagreta de miso,entre otros. 

Verduras crudas ricas en vitamina A.

Aceite de oliva virgen, siempre crudo, aliñando ensaladas y verduras, ya que es un verdadero remedio terapéutico para el hígado.

Hidratos de carbono complejos procedentes de cereales integrales (trigo, avena, arroz, pan) para que el hígado pueda aumentar su reserva de azúcares.

Pescados blancos a la plancha o al vapor.

Carne de pollo a la plancha, asada sin grasa o al vapor.

Algas wakame y espirulina por su riqueza en vitamina B12.

Levadura de cerveza.

Infusiones de diente de león, tes amargos ( de ruda- boldo) ( hierba la gobernadora), entre una larga lista de plantas que encuentra en el mercado y que sirven para depurar estos dos órganos tan vitales y tan importantes para nuestra buena salud. vino

Alimentos a evitar:

Huevos (nunca fritos) de preferencia solo 2 a la semana,  y salsas o postres que los contengan (mayonesas, natillas, flan…).

Grasa saturada de origen animal o vegetal.

Lácteos enteros (es mejor tomarlos desnatados). O de preferencia suspenderlos. El lácteo en todas sus presentaciones genera mucha flema y moco en el intestino. Llega a generarse tanta, que en múltiples ocasiones sirve de espacio para la generación de hongo Candida Albicans, uno de los principales causantes de la obesidad y otras enfermedades de los músculos ( fibromialgia),  de la piel, cabello y demás.

Pero además la flema sube a los pulmones originando con el tiempo la presencia de sinusitis y frecuentes enfermedades en las vías respiratorias como gripes, amigdalitis, tos, asmas, neumonías y muchas otras relacionadas con el sistema respiratorio. ( Tomar exceso de cosas frías, lácteos y plátano en abundancia, contribuyen a la formación de flema y moco intestinal). 

 Cacao y otras bebidas excitantes.

Dulces, pastelería y alimentos azucarados.

Frutos secos (Nueces, almendras, avellanas, pistachos)

Mantequilla, manteca de cerdo.

Quesos muy grasos.

Pescados grasos.

Fruta poco madura o verde.

Aceitunas.

Vinagre de módena.

Que alimentos no deben tomarse o tomarse con  moderación:

Bebidas alcohólicas y gaseosas. (El alcohol en todas sus presentaciones, es otro de los tóxicos más poderosos del hígado. Tomado de manera regular, contribuye a la formación de cálculos hepáticos y eleva el Yang (calor), en hígado, contribuyendo a la generación de problemas en la salud).

Cocidos grasos y muy condimentados.

Carnes rojas ( res y cerdo). Las carnes en exceso hacen que su digestión sea demasiado lenta. Provocando en muchas ocasiones estreñimiento. Y si no va al baño al menos 3 veces al día, tendrá un proceso digestivo lento. Su intestino grueso empezará a mandar mucha de esa toxina a la sangre, de ahí la excesiva importancia de ir al baño, las mismas veces que come. Un colon limpio le produce una extraordinaria salud. 

Charcutería y embutidos en general ( como jamones, salchichas, salamís, tocinos y demás que contengan grasa animal leve o en exceso). 

Churros, buñuelos, croissant, donuts, (o bollería frita).

Fritos y salsas grasas.

Especias fuertes, especialmente pimienta, clavo, mostaza.

Vinagre de vino.

Café (el café está considerado como uno de los principales tóxicos del hígado). Beberlo en grandes cantidades y con regularidad contribuye a la formación de cálculos hepáticos. Aún cuando sus efectos son estimulantes, exagerar su consumo llega a ser perjudicial para el cuerpo, más para la mujer, porque contribuye a la descalcificación temprana de sus huesos ( que son mas frágiles y delgados que los del hombre).

Si tienes más de 25 años y ya tienes problemas de calcificación en tus huesos, luego de haberte hecho un estudio de densitometría osea, evita de inmediato el café y los tés, especialmente, a la hora de los alimentos porque ambos, contienen una sustancia denominada taninos que sirven como bloqueadores para la absorción adecuada de los nutrientes a través del estómago.

Si no puedes dejarlos, toma una taza una hora después de que te haya hecho la digestión para que tu cuerpo ya haya asimilado los nutrientes de los alimentos y no generes anemia, muy especialmente si eres vegano. 

Chocolate. ( El chocolate también está considerado como otro de los poderosos tóxicos del hígado). Igual que el café, debe consumirse de manera moderada.

Coca Cola. Cambiarla por agua natural, sin sabor, color artificial. O aguas de frutas naturales…La otra lo llena de gas, de azúcar en la sangre y de otras toxinas altamente dañinas para sus riñones. .

Drogas. Cualquier clase de sustancia química como tachas, éxtasis, inyectables, inhalantes y enervantes como tabaco y mariguana son elevados tóxicos del hígado y la vesícula. Si se tienen hábitos regulares de fumar tarde que temprano sufrirá problemas de salud, especialmente relacionados a la piel, cabellos y tumorales.

Y sobre todo, evite enojarse… La rabia, es la emoción que afecta de manera directa el buen funcionamiento de su hígado y su vesícula biliar.

Si te enojas con facilidad, te irritas y no puedes controlar tus estados de rabia, afectas de manera importante el óptimo de este órgano. Por eso, respira profundo y cálmate, relájate..( nada ni nadie, vale la pena como para que enfermes tu hígado y todo tu sistema).

¿Cuál es la mejor forma de depurar tu hígado?

Andréas Moritz
Andréas Moritz

Existen varias formas de limpiar al hígado, sin embargo, una que da extraordinarios resultados pues todos los ingredientes son naturales es la que recomienda el doctor alemán Andreas Moritz y que él ha llamado la «sorprendente limpieza hepática», cuyo libro lo puedes encontrar en cualquier tienda naturista. Te lo muestro en la imagen de arriba.

La limpieza hepática de Moritz cita los siguientes ingredientes:

Tomar durante 1 semana ácido málico disuelto en un litro de agua al día por espacio de 5 días, dos hidroterapias de colon, una antes de la expulsión de los cálculos y otra después, cuatro tomas de sal de magnesia, tres cuartos de aceite de oliva extra virgen empacado en frío, el jugo de 3 toronjas colado. Y listo. Arrojarás tantas toxinas como jamás imaginaste.

Para mejores resultados debes realizarte varias limpiezas hepáticas, no esperes que con una tu hígado quede libre de los mismos, pues según Mortiz a lo largo de nuestra vida llegamos a almacenar hasta 20 mil cálculos y en una sola depuración no salen todos.

Si ya fuiste diagnosticado con «piedras de vesícula» y te han propuesto extirparla, no lo permitas.

Con sólo 3 depuraciones como estas limpiarás tu bolsa biliar y recuperarás al 100% sus funciones.

Sin necesidad que te dejes mutilar y sufras en un lapso de 2 o 3 años otros problemas de salud pues este órgano ayuda al hígado a producir la bilis que se envia al estómago para la desitegración de los alimentos. Y si no la tienes, el hígado realiza el trabajo solo y llega a sufrir estancamiento en su energía y empiezas a tener otros problemas de salud como obesidad, pesadez, acumulación de líquidos, etc, etc.

Además no podrás comer muchas cosas con grasa, sin vesícula, los alimentos con grasa, serán tu principal enemigo en adelante.

La buena noticia es que aún y cuando ya te extirparon la vesícula, y sufres otros problemas de salud, puedes realizarte la depuración pues nunca te dijeron que el problema está en tu hígado que se llenó de cálculos y con el tiempo cayeron en la bolsa biliar. Cuando te la quitaron, solo te resolvieron el dolor, pero no te dijeron que el problema real está en el órgano base, o sea en el hígado.

He realizado muchas depuraciones a personas sin vesícula y han recuperado su salud extraordinariamente.

Bien, si te urge una limpieza hepática y no quieres gastar en el libro, escríbeme a marybaiza2016@gmail.com

Con mucho gusto te lo comparto (sin ningún costo) y te doy los detalles exactos para que tu mismo hagas la depuración en tu casa y a muy escaso costo, todos los ingredientes que se usan son muy baratos. Y sino quieres gastar en la hidroterapia en un spa que va 1200 hasta 2 mil pesos, solo compras el enema en la farmacia y listo.

Existen otras formas de limpiar el hígado a través del té de hierbas, no obstante esta que les menciono es la mejor porque las toxinas salen a través del colón. Las primeras son piedritas del tamaño de un chícharo, mientras más te hagas, salen de un tamaño más grande. Uno de mis pacientes arrojó una del tamaño de una pelotita de golf, ¿se imaginan?.

A lo largo de las depuraciones vas recuperando energía, vitalidad, un extraordinario cambio en tu estado de ánimo etc…

Gracias por tu atención a este mensaje. Espero que esta información les sea de utilidad,  y los motive a mantener una dieta variada, rica en verduras, frutas, abundantes líquidos, ejercicio y un estado de ánimo de paz, tranquilidad, felicidad.

Prepárate para recibir a la hermosa Primavera. Que no te pase de largo, limpia tu hígado y aspira a tener una vida longeva y sana. 

¡La vida es sencillamente maravillosa!. ¡Ámate!, ¡Cuídate!…¡Tú eres tu mejor doctor!…

Autora: Mary Ramirez/  Terapeuta en medicina tradicional china. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *