¿Por qué se estanca el Qi del hígado y qué problemas de salud genera?

El hígado es el gran motor del cuerpo humano. Si lo depuras o desintoxicas al menos 2 veces por año, tendrás una salud extraordinaria
- en Destacadas, Medicina alternativa, Top 5

Ciudad de México.- De acuerdo a la medicina Tradicional China la estación Primavera es la indicada para la depuración del sistema hepático, hígado y vesícula biliar. Al cumplirse el primer mes de su llegada, les recordamos por qué es importante que considere su limpieza aún y cuando no tenga ya manifiestas las “piedras de vesícula” o también conocidos como “cálculos hepáticos”.

El hígado de acuerdo a la MTC regula cómo se distribuye el QI o energía, esencia vital en el cuerpo. Para sentirnos extraordinariamente bien tanto física como emocionalmente, es necesario que la energía fluya por todos los órganos de manera armónica y es el hígado el gran maestro, el gran impulsor de esto.

La madera se nutre en la estación Primavera, por eso es la mejor época para limpiarlo.

Para esta extraordinaria medicina tradicional, estos dos importantes órganos del cuerpo humano representan al elemento “Madera”, misma que se fortalece durante la estación de la Primavera.

El hígado gobierna nuestra parte emocional e intuitiva, las personas que manifiestan un desequilibrio importante del elemento Madera, suelen sentir una irritación constante,  molestia mínima por el hecho más insignificante, sienten que han perdido el control de sus vidas y no se creen capaces de realizar cambios importantes para mejorar en todo sentido.

¿Qué puede causar el estancamiento de la energía del hígado?.

1.- Dieta poco apropiada.

Los alimentos que más dañan al estancamiento de la energía de hígado son todos aquellos que se fríen. Todos los lácteos, especialmente los elaborados con grasa entera. El excesivo consumo de carnes rojas especialmente de cerdo, res. Los embutidos. Panadería fina. Dulces en exceso. 

2.- Bebidas que generan yang.

Las bebidas que más dañan al hígado son: el exceso de café, el exceso de bebidas frías o con hielo todo el tiempo, el exceso de té negro y muy especialmente el alcohol en cualquiera de sus presentaciones ya que tiende a inflamar el hígado y es gran generador de cálculos hepáticos.

3- Exceso de estrés.

Una persona que siempre está trabajando, realice la actividad que sea, tarde que temprano se estresa.  Cuando existe mucho estrés en el cuerpo, existe dolor en el cuello, rigidez en los hombros, dureza o bolas en la espalda. Dolores constantes de cabeza hasta llegar a las migrañas.

Cuando el cuerpo está estresado los músculos se tensan, el cuerpo se curva para caminar y sufre dolores en articulaciones especialmente. Hasta el ritmo respiratorio se afecta.

4.- Rabia, ira, resentimiento, frustración.

El hígado maneja la emoción ira. Cuando existe un estancamiento de la energía del hígado la persona tiende a estar irritado, enojado, molesto la mayor parte del tiempo en su vida. En ocasiones sin motivo alguno.

Una persona con la energía de hígado estancado sólo ve las cosas malas a su alrededor, es perfeccionista en exceso,  tiende a ser pesimista, siempre está de mal humor, todo el tiempo critica, juzga y regularmente vive en el pasado o en el futuro, culpando a otros de sus errores. Muy pocas veces ve sus defectos pues él o ella se creen “perfectos”.

Y tiende a las conductas explosivas que muchas veces le llevan a agredir física o verbalmente a los seres con los que convive. 

No se preocupa por su salud. Todo lo deja para después. Aún y cuando lleguen a manifestar problemas como obesidad mórbida, diabetes u otras enfermedades degenerativas u otros problemas graves de conducta, como melancolía y depresión, no tienen la conciencia de que necesitan atenderse de inmediato. Y de que algo no funciona bien en su vida.

5.- Desequilibrio hormonal en la mujer y el hombre.

Un estancamiento de la energía del hígado en la mujer manifiesta también un desequilibrio hormonal.

La circulación sanguínea se vuelve lenta y no alcanza como debiera la zona uterina esto provoca dolores antes y durante la menstruación, problemas de ovulación,  dolores de cabeza, infertilidad, menstruación irregular o con coágulos y exceso de sangrado.

El periodo menstrual se desarrolla con sangrado en color oscuro y abundante. Hay dolor abdominal, cambio drástico de humor, irritabilidad, cansancio, tristeza repentina, tensión y extrema sensibilidad.

Otros síntomas de estancamiento de esta energía es manos y pies fríos la mayor parte del tiempo, uñas quebradizas o con manchas, labios azulados, partidos o mal nutridos como consecuencia de la mala circulación de la sangre.

El meridiano del hígado pasa junto a los senos, por lo que otro síntoma habitual son la inflamación y los nódulos en los pechos de la mujer. Según la Medicina Tradicional China una de las causas principales del cáncer de mama es el estancamiento de la energía del hígado, de ahí que si ya están manifestando nódulos en los senos, dolor u otras señales raras, es importante que inicies con tu depuración hepática.

Para la Medicina Tradicional China una de las principales causas del cáncer de mama, es el estancamiento de la energía del hígado.

Los dolores musculares en la mujer, conocidos como fibromialgia, también se manifiestan por el estancamiento del Qi de hígado, pero al practicarse al menos unas 10 depuraciones la enfermedad desaparece por completo.

En el hombre se manifiesta la inflamación de la próstata, problemas de erección, infecciones recurrentes en el sistema urinario y baja producción de testosterona.

6.- Desequilibrio en tiroides

La energía o Qi en su fluir hacia la parte superior del organismo pasa por la región hipocondrial (lateral abdominal) hacia la garganta, por lo que el estancamiento del Qi se manifiesta con sensación de plenitud e inflamación, incomodidad y dolor justo debajo de las costillas, algunas personas describen un “bulto en la garganta”, dificultades para tragar.

En esta zona se encuentra la tiroides, y por supuesto también genera problemas conocidos como hipo e hipertiroidismo, relacionados también con el estancamiento del Qi de hígado.

Las enfermedades relacionadas a los desequilibrios de la glándula tiroides incluyen el bocio tóxico, la enfermedad de Graves, el cretinismo, mixoedema, tumores en la tiroides, hipo-paratiroidismo, el cual reduce la absorción de calcio y provoca cataratas, así como desórdenes de comportamiento y la demencia. La pobre absorción del calcio en sí misma es responsable de numerosas enfermedades, incluyendo la osteoporosis (pérdida de densidad del hueso). Si los problemas circulatorios interrumpen la secreción de cantidades equilibradas de insulina en las isletas pancreáticas de Langerhans, aparece la diabetes.

A decir verdad, son muchos los problemas de salud que se manifiestan por el estancamiento del Qi del hígado, y te citaré solo algunos:

Impotencia, problemas urinarios, de visión, manchas del hígado, especialmente aquéllas en la parte anterior de las manos y la cara, exceso de peso o debilitación, color oscuro debajo de los ojos, escoliosis, cuello rígido, problemas dentales o de encías, adormecimiento o parálisis de las piernas, osteoporosis, enfermedades renales, mal de Alzheimer, cabello grasoso o pérdida del cabello, pesadillas, desórdenes digestivos, heces fecales de color arcilla, hemorroides, cirrosis hepática ( aún sin haber tomado una gota de alcohol en tu vida)

Alto colesterol, desórdenes cerebrales, una personalidad molesta o ‘biliosa’.

Otros problemas sexuales, ojos hinchados, mareos y episodios de desmayos, fuertes dolores en la espalda y hombros, gota, asma, ojos y piel amarilla, obesidad, extremidades todo el tiempo frías, dureza de articulaciones y dolor muscular constante.

El estancamiento del Qi del hígado, produce una sobrecarga que afecta con el tiempo a otros órganos como el bazo, que trabaja con su órgano acoplado estómago. Por eso todos los problemas estomacales como distensión abdominal, dolor epigástrico, acidez, indigestión, eructos constantes, náuseas, vómitos, diarreas, estreñimiento, también están relacionados con el mismo problema de raíz.

Por supuesto también incluyen otros problemas cardiacos, desordenes del sistema urinario, respiratorio, etc, etc.

Lo importante es que muchos de estos problemas que se manifiestan en la salud a consecuencia del estancamiento del Qi de hígado, tienen solución tan sólo si decides depurar tu sistema hepático, al menos dos o tres veces por año.

Mientras más depuraciones hepáticas te realizas, veras extraordinarios resultados en tu salud y estado de ánimo. No sólo desaparecen problemas físicos, también cambia tu manera de pensar, de sentir y de actuar.

La oxigenación como práctica de ejercicios orientales (yoga, taichi, chi kun), otros, ayudan a mejorar el flujo de la energía del hígado.

Las frutas y verduras ácidas le aportan yin a tu hígado ayudándolo a estar fuerte y sano.

Una extraordinaria alimentación que incluya  la manzana, piña, mango, peras, melones, todas las verduras como berenjena, excelente para el estancamiento de la sangre, los rábanos, espárragos, el comino, la mostaza, la albahaca, el eneldo, el laurel, la menta, la melisa, mejorana, hibisco, pétalos de rosa, hinojo, diente de león, el romero, el jengibre, el melocotón, las fresas, las cereza; cítricos: pomelo, lima, limón y su cáscara, etc. ayudan a contrarrestar el estancamiento en la energía del Hígado, sin embargo, sólo desintoxicanlo, puedes lograr la salud en su totalidad.

La acupuntura.- La acupuntura es una técnica de sanación que usaron los chinos desde hace miles de años. A través del uso de agujas se trabaja el meridiano del hígado ayudándolo a desbloquear su energía. Se requiere un tratamiento de varias sesiones y si se combina con masaje los beneficios son todavía más rápidos. 

A lo largo de una vida, lo hemos intoxicado con alimentos, bebidas, medicamentos, etc y muchas otras cosas y sólo depurándolo podrás observar la salida de esas toxinas y el regreso total de tu energía. 

La medicina tradicional china recomienda la depuración de los órganos como método fácil para recuperación de una salud física, emocional y mental. Mientras la medicina alópata va al síntoma, el oriente dice que la enfermedad debe extirparse de raíz y sólo se logra a través de la depuración de nuestros principales órganos cuyo funcionamiento nos mantienen vivos, hígado, vesícula biliar, estómago, intestino delgado, intestino grueso.

Por cierto, felicidades  a la larga lista de los que en este año se han hecho sus primeras depuraciones con extraordinario éxito. ¡Muchas gracias por su confianza!. ¡Vivir sano y feliz es lo máximo!..

Autora: Maria Lília Ramirez/ Terapeuta en Medicina Tradicional China. 

liliabaizabal@hotmail.com

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*